Una nueva era para el petróleo: ¿caerá hasta los 20 dólares y no subirá de 50?

A éstas hipótesis cabe sumarle las estimaciones dadas en http://www.worldometers.info/es donde podemos observar que al ‘oro negro’ no le queda mucho tiempo de vida útil, ¡escasamente unos 40 años!

Revolución Siglo 21


Las energías alternativas y las mejoras en la eficiencia ganan peso. El fin del conflicto en Irak y Libia hace prever que la oferta aumente. La revolución del shale en EEUU ha incrementado la competencia

El precio del petróleo aún podría caer mucho más y alcanzar precios históricamente bajos. Los 20 dólares serían el nuevo suelo del crudo, las mejoras tecnológicas y en la competencia por el lado de la oferta (producción de petróleo) podrían llevar al barril de oro negro hasta precios no vistos desde hace años.

Ver la entrada original 470 palabras más

Anuncios

El dinero se lo come el capitalismo

Por Juan de Dios Sandoval (Sencamer)El dinero se lo come el capitalismo

Si del Contrato Marco, los trabajadores y trabajadoras de la administración publica, obtengamos dinero, en cualquiera de sus facetas, y que podamos manejar, sería bueno tratar de administrarlo conscientemente, para sacarle el mejor rendimiento posible.

En ningún mtome con-cienciaomento debemos despilfarrarlo o malgastarlo, cayendo en el consumismo desenfrenado, que existe actualmente, con lo cual estamos ayudando a que los capitalistas, de siempre, sean los que más se beneficien.

A pesar de lo difícil que es poder usar el dinero, para hacerlo rendir y obtener de él buenos resultados, por los diferentes factores que aquejan nuestra economía, se hace necesario, que todos podamos tomar en cuenta lo siguiente: debemos de ahorrar alguna parte del mismo, utilizarlo en actividades con las cuales le podamos hacer rendir o usarlo en la adquisición de bienestar social (en la salud, en la educación, en la vivienda, etc), de cada uno de nosotros o del grupo familiar.

Es por ello, que lo que se obtenga del contrato marco, lo podamos disfrutar conservadoramente, y de esta manera no sea devorado, de inmediato, por el capitalismo.